Buscar
  • Monserrat Robles

FAMILIA ES FAMILIA HASTA QUE NO HAY TESTAMENTO


Hay personas que tienen la dicha de tener una familia numerosa, y digo la dicha porque cuando hay con quienes compartir la vida ésta es más maravillosa. Pero, en ocasiones esta “pluralidad” tiende a traer problemas cuando las cosas no están claras o bien dichas. Como por ejemplo: Quién tiene derecho de heredar el terreno de la abuela si solo el tío “Menganito” se hizo cargo de ella en su vejez? Por qué tengo deberes sobre la casa que heredamos si ni siquiera me la dejan usar mis hermanos? O dónde quedaron los principios de familia cuándo es un bien indivisible y uno de los hermanos acapara ese bien y los otros hermanos quieren vender?

Estas situaciones son muy repetitivas, y lo digo por experiencia. Lastimosamente la familia que antes tenía un sentido más allá de lo biológico queda siendo solamente familia por el vínculo sanguíneo o afinidad, y eso es lo más triste que puede pasar, sobre todo si es por cosas materiales que a decir verdad nadie se va a llevar después de este trayecto llamado vida.

Pero, todo “posible problema” se puede prevenir y es aquí donde le digo a mis clientes que tener un Testamento con los bienes claramente dejados en herencia o incluso implementando figuras jurídicas como las Fundaciones de Interés Privado pueden hacer una gran diferencia.

Aparte, siempre les sugiero a mis clientes que cuando son muchos dentro de una herencia o titulación, procedan a hacer la segregación correspondiente a tiempo, para que sus futuros herederos no queden en medio de una situación de incertidumbre frente a los tenedores de la propiedad heredada.

Si pasa que el bien es indivisible y pesa más el valor sentimental como para venderlo, recuerden que existen figuras jurídicas que les pueden permitir una mejor administración del bien y que sobre todo lo proteja, como lo sería las fundaciones de interés privado que protegen el inmueble hasta de embargos que puedan ser aplicados a sus titulares de manera individual. Pero, si en consecuencia los propietarios prefieren venderlo, háganlo en el momento oportuno (es decir cuando todos puedan ejercer la acción de venta) y no dejen para “cuándo ya es demasiado tarde” este tipo de decisiones, ya que solo generaran más gastos a todos los involucrados como gestiones legales que pudieron prevenirse en el momento oportuno.

Si usted cuenta con una propiedad y tiene más de un heredero no deje pasar el tiempo, no permita que su familia tenga que pasar por malos ratos ante la falta de planificación y gastar dinero que muchas veces hace falta, sobre todo si es en disputas legales que pueden ser prevenidas con un simple testamento o a través del traspaso de la propiedad a Fundaciones de Interés Privado donde Usted mismo/a puede especificar las reglas del uso, manejo y administración de dichos bienes incluso hasta después de pasar Usted a mejor vida.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo